Hagamos un poco de historia. En 1979, Nike presentó la zapatilla Air Tailwind con una burbuja de aire en el interior del talón. Pero esa burbuja era invisible, digamos que no formaba parte de la carrocería de la sneaker. Luego, muchos otros modelos incorporaban este avance técnico, pero siempre de forma oculta en el interior de la suela. Y así fue hasta 1987, año en el que Tinker Hatfield, inspirándose en la arquitectura futurista del Pompidou, decidió, que al igual que este museo exteriorizó todos sus conductos internos, que la burbuja de aire de la zapa se hiciera visible. Así nació la Nike Air Max 1, la primera zapatilla que hizo visible la burbuja de aire, y con ella toda una familia que ha ido evolucionando con los tiempos, a veces paralelamente, y otras veces muy por delante.

nike air max

Este modelo de zapatillas cambió la industria del calzado deportivo. Las Nike Air max se diseñaron no sólo para ser atractivas sino para respirar y aportar flexibilidad a nuestros movimientos. Pero además, tenían un plus que les caracterizaba y les hacia diferentes del resto de zapatillas del mercado de 1987: la cámara de aire.

Nike-Air-Max-Plus